fbpx

Barrio del Albaicín, el esplendor de una mezcla cultural única

Albaicín, el barrio granadino que no solo mantiene un encanto, belleza y magia infinita aclamada por todo aquel que recorre sus calles, sino que también tiene una pista histórica que vale la pena conocer.

Antes de la época musulmana (Íberos,Romanos)

Comenzó a estar habitada durante la época íbera y hubo una población dispersa durante la época romana. Más tarde, la llegada de los bereberes Ziríes revitalizó la ciudad que había estado abandonada desde el fin del Imperio Romano.

El establecimiento del Reino Zirí en 1013 trajo grandes cambios aquí. La más destacada es la construcción de la muralla de la ciudad, cuya parte norte está siendo protegida actualmente, y la construcción de la Alcazaba Cadima.

Este es el núcleo de la ciudad de Granada, donde se inició la famosa Granada musulmana.

En cuanto al origen de su nombre existen varias hipótesis, aunque la más aceptada es que proviene del árabe al-bayyāzīn, que significa ‘arrabal de los halconeros’.

Antes de que los musulmanes conquistaran la Península Ibérica, había tres áreas residenciales en en territorio que actualmente llamamos Granada y sus alrededores: Iliberis, más tarde conocido como Albaicín y Alcazaba; Castilia, cerca de Atarfe, y Garnata, en la colina frente a la Alcazaba.

Época Árabe en el Albaicín

Debido a la caída del Califato en el siglo XI la ciudad de Ilbira en Atarfe  (Madinat Ilbira) cambió su ubicación a cerca de Albayzin. Esto supone que los vecinos de Ilbira sucumbieron ante Sinhaya y Ziríes, mientras que la capital se trasladó a las montañas de la zona. Así, Cora de Elvira fue sustituida por Albayzin, que volvió a jugar un papel importante.

La caída del reino de Zirí se debió a la llegada de los almorávides, que pronto los sustituyeron por almohades. Durante el período de los emiratos independientes la población árabe se dividió en la Granada albanesa y la Alhambra. Fue principalmente está época la que moldeó el Albaicín que todos conocemos a día de hoy.

Época Cristiana en el Albaicín

Después de la reconquista de los Reyes Católicos en 1492, el área musulmana se convirtió en el área del Albaicín, pero el posterior levantamiento obligó al rey a expulsar a todos los que creían en la religión musulmana, llegándose a construir iglesias donde antes había mezquitas. 

Un ejemplo es la iglesia de San Juan de los Reyes. Muchas casas de los moriscos son propiedad de cristianos adinerados, manteniendo así las tradiciones de la familia Carmen.

Sitios de Interés en el Albaicín

Sin duda, uno de los lugares más famosos es el Mirador de San Nicolás. De hecho, nos permite ver toda la Alhambra con Sierra Nevada de fondo, lo que la convierte en uno de los enclaves más habituales de la ciudad nazarí, siendo la predilección de cientos de personas que quieren inmortalizar una de las estampas más hermosas del mundo.

También puede verse el Palacio Dar al-Horra en el interior. Esta «Casa del Sultán» es muy interesante porque es el Palacio Nazarí ubicado fuera de la Alhambra y puede soportar mejor el paso del tiempo.

Construido por el sultán Muley Hacen para su esposa Aixa, tras la llegada del monarca católico, Isabel construyó un monasterio aislado en el edificio.

Quizá, La Iglesia de Santa Ana y San Gil, sea una de las iglesias más famosas de Granada porque está ubicada en la propia Plaza Nueva, siguiendo el estilo de la iglesia mudéjar de la Andalucía oriental: mampostería sencilla, un único habitáculo, cubierta con armadura de ataujerada de lazo y muro exterior renacentista.

Iglesia de Santa Ana y San Gil

Placeta de los Carvajales Esta pequeña plaza tiene vistas al Palacio de la Alhambra, especialmente a la Alcazaba, y tiene una pequeña fuente y un foso. Hasta hace unos años, era una de las pequeñas plazas del Albaicín por donde solo pasaban vecinos e incluso hoy sigue siendo una plaza tranquila, por lo que debido a su pequeño tamaño y la franqueza de la casa, siempre se ruega respetar el bienestar y tranquilidad de sus habitantes. 

Vistas desde la Placeta de los Carvajales

En el extremo norte del barrio encontramos el mirador de San Cristóbal. Este es uno de los mejores lugares para contemplar las increíbles vistas panorámicas de la ciudad, ya que desde allí podemos ver casi todas las montañas que rodean Granada. También es el mejor lugar para ver la muralla más grande y mejor conservada de Albayzin. Detrás está la Iglesia de San Cristóbal y su aljibe, un templo construido sobre una antigua mezquita y sus muros fueron construidos con tumbas de un cementerio islámico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres más información?