El Patio de los Leones de la Alhambra Tours por Granada

El Patio de los Leones

A finales del Siglo XIV el sultán Muhammad V ideó y mandó construir el Patio de los Leones. Está diseñado en planta rectangular y lo flanquea una arquería de 124 columnas de mármol de Macael extraído en la vecina provincia de Almería, y delicados tapices de estuco decorados con vegetales y motivos epigráficos.

El recinto del patio es un espacio de admirable belleza, una metáfora del paraíso musulmán. En él reinan la armonía en todas sus formas y la proporción aurea en todo su diseño. Es una representación de un oasis rodeado por un bosque de palmeras en el que el sultán pasaba sus horas más íntimas.

Probablemente, el Patio de los Leones sea el lugar más famoso de la Alhambra.

Patio de los Leones Alhambra

El recinto cuenta con dos puertas en sus laterales y dos pórticos mas en sus extremos. Estas puertas laterales llevan hasta la Sala de las Dos hermanas y la Sala de los Abencerrajes, mientras que por el pórtico norte, se accede a la Sala de los Reyes.

En el centro del recinto brota, como si fuera un manantial, la famosa fuente con 12 leones que da nombre tanto al patio como al palacio en sí. Esta fuente de mármol blanco es uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura musulmana.

Sobre la simbología y el origen de la fuente se ha escrito mucho, en cualquier caso, el león tiene asociada la función de enaltecer la imagen del monarca y según las leyendas, defenderlo en caso de necesidad. Los leones sostienen una gran taza de doce lados a la que rodean.

Leon Patio de los Leones de la Alhambra de Granada

Un poema epigráfico de Ibn Zamrak está inscrito alrededor del borde de la taza, cuyos versos epigráficos poseen, casi en su totalidad, un lenguaje metafórico. En ellos se sugiere al sultán como la personificación del poder, razón por la que cobra importancia el simbolismo de los leones como guardianes que velan y protegen su persona.

La composición del Patio de los Leones y su decoración se ideó con la intención de realzar el contraste de luces y sombras con el que cuenta este espacio, creando un ambiente exótico que es apreciado por muchos viajeros y ha servido de inspiración para incontables artistas a lo largo del tiempo.

Aunque los leones de la fuente son similares entre sí, todos cuentan con rasgos distintivos. Están colocados de espaldas a ella en una postura de alerta, con la cola hacia atrás, las orejas erguidas y los dientes apretados. Los escultores de estas figuras utilizaron la textura natural del mármol para marcar aún más los rasgos del pelaje, las mandíbulas y las expresiones faciales.

La presencia de los leones nos conduce a la imagen metafórica del poder de la ciudad palatina de la Alhambra. Representan el hito en el que culmina el complejo proceso evolutivo de la ingeniería y las ideas estéticas musulmanas de la época, en el que ciencia y arte conviven a la perfección.

Destaca un minucioso y detallado proceso que continúa en la ejecución de los leones, únicos en su especie, pero derivados de modelos de la antigüedad, principalmente de Mesopotamia y el mundo hitita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Quieres más información?